Masterplan Parque Estudiantil Cerro Juana Laínez. Tegucigalpa. Honduras. 1er Premio Concurso Internacional. 2014

tipo /// /// ///     estado En fase de Proyecto

Masterplan para el Parque Estudiantil Cerro Juana Lainez 2014

  • 1er Premio Concurso internacional 2011
  • Localización. Cerro Juana Lainez. Tegucigalpa. Honduras
  • Promotor: Fundación Ecológica de Tegucigalpa

Equipo

  • Alt-Q Arquitectura + Iris Ardovini y Gloria Grimaldi.
  • Colaboradores: José Manuel Martín Amate, María Albarreal Machío, Miguel Gimeno Merino, Francesca Eugenia Damiano, Maria Laura Torrijos Cedeño, Alejandro Albarreal, Katerina Evans, Maria Laura Torrijos Cedeño, Ana Couso Díaz, David Delgado Trujillo, Blanca González Sainz, Abel Hernández Feijoo, Cintia M. Montero García, Juan Andrés Rodríguez Lora, Esther Rubio Madroñal, Elena Sánchez Fernández

Enlaces

Memoria

El mapa cartográfico conoce el territorio desde una sucesión de cortes horizontales paralelos, que entienden a la tierra como una superficie plana, y constituye la base geométrica en la intersección con la materialidad del terreno, desde la cual interpretamos y conocemos la características de la porción del territorio que queremos estudiar.

Mapificamos el territorio a través de la geometría de las “curvas de nivel”, que los profesionales geómetras, agrimensores, militares, ingenieros y arquitectos, visualizan abstractamente como vaguadas, promontorios, desniveles, planicies, etc.

Esta geometría y su representación, en mayor o menor fiabilidad, de los elementos de ocupación y construcción, constituyen nuestra base planimétrica a partir de la cual se insertarán las diferentes formas propuestas.

Nuestro interés reside en establecer una relación con las geometrías resultantes de la cartografía, no sólo como referencia de una cierta coherencia formal, sino como garantía que opera a favor de los inconvenientes de una topografía compleja y complicada a la hora de asumir el programa arquitectónico planteado.

Los elementos curvos, en cualquiera de sus concreciones formales, círculos, elipses, parábolas…, son la opción que nos ha parecido más interesante asumir a la hora de servir de soporte para la inserción de los diferentes programas propuestos.

La dificultad topográfica de salvar un desnivel de 100 metros desde las estribaciones del cerro hasta la cumbre y la ausencia de entorno urbano, al hallarnos en un espacio sin urbanizar, natural, aunque altamente antropizado, condiciona la manera en que se deben producir los asentamientos a realizar en relación al vasto programa propuesto. Para evitar grandes desmontes que desfigurarían de una manera irreversible el perfil del cerro, se opta por escalonar las intervenciones para optimizar las diferentes ocupaciones propuestas adoptando un sistema de plazas escalonadas e integradas entre sí, que construyen una secuencia de grandes espacios, unos más especializados que otros, adaptados íntimamente al terreno y a los equipamientos existentes, generando un rosario de amplios espacios públicos en cascada, partiendo del disco existente del Monumento a la Paz en la cota más alta al norte del escarpe. El disco central de la Plaza de los Eventos se equipa con un gran escenario y se organiza en dos niveles conectados por un amplio graderío para formalizar un soporte versátil para la programación cultural del parque. A diferencia de las plazas que enlazan este ámbito con el Monumento, se encuentra elevada sobre el terreno para mantener bajo la misma los grandes depósitos de agua de la ciudad, y espacio para carga y descarga de la zona comercial en la Plaza del Zoco y de servicio al equipamiento polivalente que se encaja bajo la corona exterior de la propia Plaza de los Eventos.

La plaza de cota inferior situada más al sur, se encuentra ya en una zona de mayor pendiente, aprovechada para ubicar bajo su borde volado el equipamiento de cafetería y restaurante para sacar partido de sus vistas. La conexión entre niveles se produce a través de un gran patio liberado para montar un orquidiario sobre los grandes árboles existentes en un ambiente de humedad generado por la sombra un estanque.

La movilidad del Parque se plantea aprovechando el camino existente como banda para el tráfico rodado, proyectándose una nueva red de caminos peatonales con carril para bicicletas helicoidal, jalonada por una serie de glorietas que van asumiendo funciones de miradores, juegos de niños, merenderos, quioscos, bio-juegos, etc.

Sobre este planteamiento se ubican estratégicamente las entradas al parque; una al sur desde una nueva calle entre el Bulevar Suyapa y la calle Choluteca y que da acceso inmediato a la zona deportiva.; otra al noreste reaprovechando la antigua sede del Centro Social Universitario como antesala a un sistema de comunicación vertical, que coloca a los visitantes a nivel del parque y aloja a su vez al área administrativa y de mantenimiento; y una tercera, vinculada a la actuación del Centro de Convenciones-Hotel, que aprovechando el sistema general de accesos verticales del complejo, salva los 20 m de desnivel y coloca a los usuarios, pasando por el Centro de Visitantes, en un camino peatonal que lleva al Anfiteatro de 10.000 personas y que desde sus inmediaciones conecta con el camino que sube a las plazas o a la zona deportiva.

Se propone subvertir la relación actual de trasera urbana que la ciudad ofrece al río, potenciando la centralidad del flanco occidental del Parque mediante el traslado del área polideportiva de la Plataforma del Birichiche a la falda sur del parque, de pendientes más suaves y más próxima a los equipamientos universitarios y hospitalarios de la zona, para desarrollar junto al Estadio Nacional un equipamiento de nivel regional capaz de promover sinergias, a la vez que se mitigan las deficiencias de aparcamiento de la zona.

Se proyectan así en conexión un Anfiteatro, un Palacio de Convenciones -con auditorio, sala para Banquetes y Exposiciones, Teatro, y otras salas modulares-, un hotel, un gran estacionamiento para coches y buses, y una Gran Plaza volcada al corredor verde río-ciudad, entre el Auditorio y el Teatro, lugar de acceso al Centro de Visitantes del Parque, ubicado en el nivel de la cubierta del Conjunto, que se podrá usar como plaza elevada de acceso y como terraza para ampliar eventos al aire libre del centro de convenciones.

El Teatro y el gran Auditorio abren sus foyers a las plazas para dar soporte eventos culturales capitalinos, pudiendo por tanto independizarse del resto de estancias del Centro de Convenciones. Sus niveles superiores se conectan de manera fluida al espacio de Exposiciones y Banquetes, permitiendo un funcionamiento alternativo como piezas del Centro de Convenciones.